902 07 02 18

Posts Tagged: Dildo

ARNES PARA HOMBRE Y MUJER

El consolador con arnés es habitualmente relacionado con el sexo lésbico, pues es muy utilizado por aquellas chicas que disfrutan experimentar con la penetración, ya sea de forma activa o pasiva. Pero esa no es la única posibilidad que este juguete sexual ofrece, en las tiendas eróticas se encuentran arneses huecos para que el hombre introduzca su pene, éstos pueden funcionar para aumentar algunos centímetros el tamaño del falo o para aquellos chicos con problemas de erección que desean igualmente complacer a sus parejas. Además es muy adecuado para practica pegging, la practica sexual de moda de la que hablaremos otro día. Y no se acaban aquí sus opciones, para las mujeres que disfrutan de la doble penetración con un solo hombre, que mejor opción que el arnes doble.

 

Cuando elegimos y usamos un consolador con arnés hay varios detalles que deberás tener en cuenta. Tenemos varias categorías en nuestra web, por un lado tenemos el  arnes hueco ideal para que puedan utilizar los hombres con problemas de erección o que quieren aumentar algún centímetro el tamaño de su pene, Arnes Doble para realizar penetraciones dobles o bien que la persona que utiliza el arnes también sea penetrada en el mismo momento, arnes vibrador todos los que incluyen función vibración, y por último la categoría Arnes que son engloba el resto que lo pueden utilizar tanto hombres como mujeres.

Luego deberás escoger el dildo o consolador, la mayoría pueden retirarse del arnés para permitir un mayor juego. En las tiendas eróticas podrás encontrarlos de diversos tamaños, con apariencias más o menos realistas y con o sin vibración. La elección dependerá del gusto de las parejas

Para  disfrutar totalmente de nuestra nueva adquisición recomendamos el uso lubricantes.

Y hasta aquí nuestra recomendación de hoy, se despide el afrodisiaco tu sex shop de confianza.

Masturbación Femenina

A diferencia de la masturbación masculina, la masturbacion femenina sigue siendo un tabú. Por regla general, las mujeres no suelen hablar de ello y lo consideran un tema muy íntimo. Lo cierto, es que se sabe tan poco de ella que muchas mujeres crecen con la sensación de ser las únicas que lo hacen, hasta que descubren que están equivocadas. Momento que no dudan en incluir en sus juegos vibradores, u otros juguetes que ayuden a alcanzar orgasmos fácilmente.

Ese aislamiento a la hora de la auto exploración lleva a la mujer a seguir su instinto sobre cómo tocarse. En muchos casos, incluso, no saben si lo están haciendo correctamente, y si existen otras formas de obtener más placer.

Hay muchas formas de masturbarse, aunque por regla general la mayoría de las mujeres son fieles a su modo habitual de hacerlo. Todas coinciden en algo: El estímulo ha de dirigirse al clítoris.  Por otro lado, otras, a su vez, también estimulan la vagina con otros dedos o algún objeto (vibrador, dildo o consoladores) para intensificar el placer.

Como decimos, el clítoris es el gran protagonista del placer femenino. A la hora de su estimulación, se puede utilizar un dedo o varios. Lo frecuente es que, siendo el dedo corazón el guía, se deje acompañar del índice y del anular. Aunque hay mujeres que lo hacen sólo con el índice o sólo con el dedo anular siguiendo unos movimientos de vaivén que se vuelven más rápidos conforme se vaya llegando al orgasmo.

Si hay muchas maneras de estimular el clítoris, también hay varias formas de colocar las piernas durante la masturbación. Unas mujeres prefieren mantener las piernas abiertas o muy abiertas y otras las mantienen ligeramente cerradas. Incluso, algunas lo hacen con la ropa puesta y a otras les gusta estar desnudas y a la vez acariciar su cuerpo y sus pechos.

Usar los dedos suele ser la “herramienta” habitual a la hora de masturbarse, pero no es la única.  Hay mujeres que ya no pueden prescindir de su vibrador, dildo o consolador ya que les facilita la tarea y les da un mayor placer. Estos vibradores pueden venir en forma de pene, por lo que se puede jugar a introducirlo dentro de la vagina y sacarlo para seguir estimulando el clítoris. Eso le añadirá diversión al momento de la masturbación femenina e intensidad al orgasmo, aunque, como todo, también esto va a gustos.