902 07 02 18

EL PEGGING / CAMBIO DE ROLES SEXUALES

Hoy hablaremos de prácticas sexuales, en concreto de una de las más de moda, y para gente de mente abierta y dispuesta a disfrutar de sexualidad sin tapujos, que a decir verdad son más de las que me imaginaba, y hoy le toca el turno al pegging. Cambio de roles sexuales, pegging, bend over boyfriend… con todos estos calificativos se conoce a esta práctica, cada vez más parejas de heterosexuales se anima a experimentar y según nos cuentan repiten… Solo necesitais predisposición y un buen arnés doble para comenzar a disfrutar.

El pegging consiste en la penetración por parte de la mujer a su pareja (hombre), un arnes doble (para que la mujer disfrute a la vez que hace disfrutar a su pareja) , pene anal o dildo anal. Es una práctica que le da a la mujer el rol de dominación, quedando el hombre en una total postura de sumisión. Seguramente muchos de los hombres no se atreven a probar e incluso les parece hasta indecente, pero de que se trata el sexo si no de probar aquello que nos hace disfrutar? Lo cierto es que, como toda práctica innovadora, sólo persigue el objetivo de salir de la rutina, vivir nuevas experiencias sexuales y, por qué no también, enriquecer la vida sexual y de pareja. En el caso de la mujer, la satisfacción sexual puede darse a través de la penetración, si se está utilizando un arnés doble,  o por una satisfacción psicológica, por el sólo hecho de penetrar y satisfacer a su hombre.

En tanto en el hombre, la estimulación es anal o prostática, y también por la excitación que le despierta el hecho de ser penetrado por una mujer. Hay una gran variedad de arneses dobles disponibles en el mercado, los más comunes son los que se pueden sujetar a la cintura de la mujer, pero también existe un modelo sin, que cuenta con un extremo para introducir en la vagina, y de este modo poder penetrar. También los hay con varias velocidades e intensidades e incluso con estimulación vaginal y anal para la mujer.

Por supuesto los arneses dobles también son utilizados en las relaciones de parejas lesbianas, siendo su uso más común en este tipo de relaciones que en el caso de cambio de roles entre un hombre y una mujer, sobre todo por el tabú del sexo anal.

En resumen, una práctica que quizás no es a gusto de todos, pero es una buena alternativa, si lo que buscas son nuevas experiencias en la cama. ¿Te animarías a practicar pegging?

 

Atte. El-afrodisiaco.com tu sex shop de confianza

Comments are closed.