902 07 02 18

Bondage

El sexo se encuentra en un momento fabuloso. La sociedad cada vez está más concienciada de que el sexo forma parte de nuestra naturaleza y que debe vivirse con intensidad pero al mismo tiempo con normalidad. Aunque es cierto que todavía existe mucho pudor al respecto, cada día vemos como se habla de forma más abierta y sin tapujos de nuestra vida sexual.

 

Desde luego que aunque escuchemos prácticas sexuales que nos parecen extrañas no son nuevas. Simplemente empezamos a escuchar hablar de ellas después de esconderse tras el silencio durante mucho tiempo.

 

Hoy hablaremos de los juguetes  bondage. Pero no del bondage profesional que requiere de una técnica depurada y de conocimientos extensos. Enfocaremos el tema desde un punto de vista amateur. ¿ Alguna vez has deseado atar a tu pareja a la cama y hacer lo que te apetezca con él ? Es probable que sí. Si lo analizamos un poco nos damos cuenta de lo que implica. Sabemos que durante la relación sexual, así como en nuestra vida cotidiana, nosotros ocupamos un lugar en la jerarquía social. Podemos ser el que manda o el que es mandado. El hecho de atar a tu pareja te otorga un puesto de poder. Tú mandas ( siempre con el consentimiento de la otra parte ). Y ese poder es excitante así como lo puede ser el estar atado y a merced de otro.

 

Podemos utilizar esposas, cuerdas, un cinturón de bata, etc. Si es la primera vez os aconsejo que lo preparéis un poco. Un ambiente adecuado, un conjunto que refuerce vuestro lugar de poder ( algo de cuero estaría bien,…) y un buen rato por delante para que nos os corten el rollo.

 

Dejaros llevar y disfrutar de algo diferente. Y si queréis luego nos lo explicáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>